La Fiscalía de Milán abrió una investigación sobre los presuntos fondos rusos recibidos por la Liga, el partido que lidera el ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, y que revelaron los medios Buzzfeed y Espresso. La investigación se abrió bajo la hipótesis de un delito de corrupción internacional y, según informa la agencia de noticias AdnKronos, ya se habría tomado testimonio a varias personas. "Estamos tratando de comprender si ha habido o no delito", se ha limitado a señalar el fiscal jefe de Milán, Francesco Greco.

El portal de noticias Buzzfeed aseguró tener pruebas de un encuentro en el que Gianluca Savoini, asesor de Salvini, discute con varios ciudadanos rusos un acuerdo de financiación ilegal para la Liga. Según este medio, el acuerdo fue discutido el 18 de octubre de 2018 en un hotel de Moscú, en el marco de una visita de Salvini a la capital rusa.

El supuesto acuerdo habría permitido a la Liga recibir un cuatro por ciento del recorte de la venta de combustible de una empresa energética rusa a la italiana ENI, lo que habrían supuesto "decenas de millones de dólares" para el partido.

"Yo de Moscú siempre me he traído a casa solo matrioskas, a Masha y el oso --unos dibujos animados creados en Rusia-- para mi hija, quien quiera que diga lo contrario miente", aseguró Salvini. Por su parte, el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, expresó su confianza en Salvini. "Yo parto del concepto de la confianza", y dijo que no tuvo tiempo de escuchar el audio publicado por Buzzfeed.