El canciller de Irán, Hossein Amir-Abdollahian, estimó que un acuerdo sobre el programa nuclear iraní está "al alcance de la mano" y depende de la "buena voluntad" de los países europeos y Estados Unidos, pese a que la Casa Blanca no es tan optimista con las negociaciones.

"Un acuerdo está al alcance de la mano si Occidente muestra buena voluntad. Buscamos un diálogo racional, sobrio y orientado en los resultados", tuiteó  Amir-Abdollahian.


Frente a esto, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, reaccionó diciendo que “las recientes medidas y declaraciones no son del tipo que nos hagan ser optimistas", en medio de la reanudación de las negociaciones del programa nuclear iraní en Austria, tras una pausa de cinco meses.

"Aún no es demasiado tarde para que Irán cambie de actitud y haga un esfuerzo significativo" para alcanzar un acuerdo, dijo Blinken desde Estocolmo, la capital de Suecia, informó la agencia de noticias AFP.

Negociaciones

"Sabremos muy, muy rápido, en uno o dos días, si Irán es serio o no", disparó.

Amir-Abdollahian, que dirige las negociaciones desde Irán, aseguró que "los expertos continúan sus trabajos" en las reuniones en la capital de Austria, de las que participan diplomáticos de Irán, Reino Unido, China, Alemania, Rusia y Francia, con Estados Unidos participando de manera indirecta.

"Las discusiones en Viena se desarrollan con seriedad y la prioridad es el levantamiento de las sanciones", dijo el canciller iraní.

El acuerdo de 2015, conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), contemplaba levantar algunas sanciones económicas contra Irán a cambio de límites estrictos a su programa nuclear.
 

Compromisos

Pero el programa comenzó a desmantelarse en 2018 cuando el entonces presidente estadounidense Donald Trump retiró a su país de forma unilateral y reimpuso sanciones a Irán, postura que fue duramente criticada por sus opositores demócratas y por gran parte del mundo.

Al año siguiente, Irán respondió excediendo los límites a la actividad nuclear definidos en el acuerdo.

Tras la reunión formal del lunes pasado, grupos de expertos comenzaron a tratar la delicada cuestión de las sanciones estadounidenses, antes de abordar el informe de los compromisos nucleares iraníes.

noticias relacionadas