El presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, discutió con su homólogo iraní, Hasán Rohaní, las condiciones de trabajo de la misión del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), según informó la oficina del líder finlandés.

El mandatario iraní llamó por teléfono a Niinistö, con quien debatió acerca de la pandemia de coronavirus. Rouhani reclamó a los gobiernos de Europa adherirse a las obligaciones selladas en el pacto nuclear.

"Además de la situación de coronavirus, los presidentes discutieron la implementación del pacto nuclear y la necesidad de garantizar las condiciones para las actividades de inspección del OIEA en Irán", destaca el comunicado.

El líder finlandés aseguró que su país planea sumarse al mecanismo Instex, que permite comerciar artículos humanitarios, y subrayó la importancia del acceso a la información y del diálogo.

Alemania, Francia, el Reino Unido, la Unión Europea (UE), China, Estados Unidos y Rusia firmaron con Irán en julio de 2015 el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), que impuso una serie de limitaciones al programa nuclear iraní para excluir su posible dimensión militar a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales contra el país persa.

En 2018, EE.UU. abandonó el acuerdo y empezó a imponer sanciones a Irán, al que acusó de seguir desarrollando armas nucleares.

La UE adoptó a finales de enero de 2019 el Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales (Instex) para eludir las sanciones estadounidenses y comerciar con Irán.

El mandatario finlandés expresó su convencimiento de que debe salvaguardarse e implementarse por todos los firmantes.