El ministro iraní de Defensa, Amir Hatami, aseguró que ese país está preparado para defenderse de cualquier amenaza de EE.UU. o de su aliado Israel.

"En la actualidad, la República Islámica de Irán está en su máximo nivel de preparación defensiva y militar para hacer frente a cualquier amenaza o a exigencias abusivas", declaró el funcionario.

Irán, continuó Hatami, no ha escatimado ningún esfuerzo, pese a estar sometido a embargos, para consolidar y desarrollar su poder disuasivo, y en 2018 logró multiplicar por tres el avance de sus investigaciones y proyectos defensivos respecto del año anterior.

"Tras las sucesivas derrotas sufridas en su confrontación con Irán en el oeste de Asia -consideró el funcionario- Estados Unidos ha optado por lanzar una ofensiva multilateral contra el pueblo iraní, presiones económicas incluidas, con el objetivo de romper la resistencia del pueblo iraní e "intimidar al país y a la región".

"La derrota de la corriente terrorista-takfirí en la región, en concreto en Irak y Siria, ha infligido un duro golpe a la reputación y el honor de Estados Unidos, y tras el fracaso de ese nefasto complot, tanto ellos como los Gobiernos de la región que patrocinan el terrorismo han optado por lanzar una dura ofensiva multidimensional contra nuestra nación, en la que destaca el uso de herramientas económicas", ha explicado.

Pese a ello, Hatami ha asegurado que, con el apoyo de las Fuerzas Armadas del país, el pueblo iraní "superará esta delicada situación" y hará que "el frente estadounidense-sionista saboree de nuevo el amargo sabor de la derrota".

La semana pasada, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, aprovechó el envío a Oriente Medio de un grupo de combate formado por el portaviones USS Abraham Lincoln y una unidad de bombarderos para lanzar una "advertencia a Irán".

El comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Amir Ali Hayizade, reaccionó desestimando la amenaza y aseverando que el portaviones de EE.UU. no representa un peligro para Irán, sino que más bien constituye un blanco militar.

En tanto que comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de Irán, el general de división Hosein Salami, aseguró a su vez que el despliegue del portaviones de EE.UU. en el Golfo Pérsico no es más que una operación de "guerra psicológica", estimando que Estados Unidos no se arriesgará a usar ese grupo de combate contra la República Islámica.