El gobierno de Irán anunció que va a ejecutar al espía iraní que proporcionó información a Estados Unidos e Israel sobre los movimientos del general Qassem Soleimani, el segundo militar más importantes del país que fue asesinado a principios de enero en un ataque estadounidense contra el convoy en el que se trasladaba en Bagdad.

El acusado, Mahmud Mussavi Majd, fue hallado culpable de haber espiado a las Fuerzas Armadas iraníes, "concretamente a la fuerza Quds", la unidad de elite encargada de las operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución, que era dirigida por Soleimani.

Majd habría recibido grandes sumas de dinero a cambio por filtrar esa información.

El vocero de la Autoridad judicial de Irán, Gholamhossein Esmaili, precisó que el condenado brindó a los servicios secretos de Estados Unidos e Israel información "sobre los viajes y los lugares en los que se encontraba el general mártir Qassem Soleimani", informó la cadena de noticias CNN.

El Tribunal Supremo confirmó la condena de Majd y anticipó que "se aplicará pronto", aunque no dio más detalles.

Soleimani, un general venerado en Irán y considerado el arquitecto de la estrategia militar en la región, murió en un ataque de un dron no tripulado cerca del aeropuerto de Bagdad, en la vecina Irak, el pasado 3 de enero.

En diciembre, Irán había anunciado el arresto de ocho personas "vinculadas con la CIA" y con las protestas antigubernamentales que estallaron en las calles de Teherán y otras ciudades contra el aumento del precio del combustible.