El gobierno de Irán anunció que reinició la producción de equipos para centrifugadoras avanzadas en instalaciones nucleares de la ciudad de Karaj, a las que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) no tuvo acceso durante meses, informó The Wall Street Journal citando como fuentes a diplomáticos de países occidentales familiarizados con el tema.

Según la información, reflejada por el sitio web RTenespañol, la producción en la planta de Karaj se retomó en agosto de 2021, pero últimamente su productividad aumentó a niveles mucho más altos. Al mismo tiempo, se reveló que varias de las 170 centrifugadoras avanzadas recién construidas a partir de las piezas producidas en Karaj se instalaron en Fordow, una planta subterránea fortificada de enriquecimiento de uranio. 

Estos trabajos podrían permitir que  Irán comience a desviar en secreto las piezas para centrifugadoras en caso de optar por crear un programa encubierto de armas nucleares, dice el Wall Street Journal, aunque los diplomáticos señalaron que hasta el momento no hay evidencia de que el Gobierno iraní haya tomado tal medida. 

Negociaciones

La situación se ve exacerbada por el hecho de que el OIEA no puede monitorear la actividad de Karaj desde junio de 2021, puesto que la República Islámica no permite que inspectores nucleares accedan al lugar. Las autoridades iraníes explicaron que su postura se debe a que se está llevando a cabo una investigación del ataque contra la instalación perpetrado en junio de 2021 con la ayuda de un dron tripulado

Las negociaciones sobre el programa nuclear iraní se estancaron desde la elección del presidente Ebrahim Raisi en junio de 2021. Este mes un alto funcionario de Teherán declaró que las conversaciones para unirse al pacto de 2015 están condenadas al fracaso si la Administración Biden no otorga "garantías" a la República Islámica.

Se espera que a finales de noviembre se lleven a cabo en Viena (Austria) las conversaciones para reiniciar la reintegración de Irán en el Acuerdo de 2015, con la participación de EE.UU., Reino Unido, China, Francia, Alemania y Rusia.