El gobierno de Israel condenó la puesta en órbita de un satélite militar iraní y pidió a la comunidad internacional que imponga nuevas sanciones contra Teherán.

El Ministerio de Exteriores hebreo difundió un comunicado que dice: " Israel pide a la comunidad internacional que condene el último lanzamiento [del satélite], e imponga más sanciones al régimen iraní con el fin de detener esas actividades peligrosas".

El comunicado habla del "intento de lanzar un satélite militar por parte de la Guardia Revolucionaria, que Estados Unidos ha calificado de organización terrorista extranjera".

Igualmente, acusa a Irán de "concentrarse en los esfuerzos de una agresión militar en lugar de resolver su fracaso con el brote del coronavirus".

La condena se produce horas después de que la Guardia Revolucionaria anunciara la puesta en órbita de Noor, que es el primer satélite militar que Teherán pone en órbita, y de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara que ordenó a la Armada de EE.UU. atacar a cualquier nave de Irán que acose a barcos de su país.

"He ordenado a la Armada de los Estados Unidos que derribe y destruya todos y cada uno de los cañoneros iraníes si hostigan a nuestros barcos en el mar", dijo Trump en su cuenta de la red social Twitter.