Luego de la fuerte suba de casos diarios de coronavirus de las últimas semanas, incluido el récord absoluto desde el inicio de la pandemia registrado el miércoles, el Gobierno italiano no descarta la posibilidad de imponer una cuarentena total a nivel nacional para Navidad.

"Mucho dependerá del comportamiento de los ciudadanos", dijo el premier Giuseppe Conte al ser consultado sobre la posibilidad de que se vuelva a una cuarentena estricta a nivel nacional tras los 7.332 casos informados ayer, según informó el diario Repubblica.

Tras semanas de negar la posibilidad del regreso a un cierre generalizado del país, Conte abrió así, por primera vez, la posibilidad de volver a imponer medidas estrictas como las que hubo de marzo a mayo.

Las declaraciones del primer ministro se dieron en un contexto de fuerte suba de los contagios diarios en Italia, que pasaron de una media de 2.545 a inicios de octubre a 5.805 en los últimos cinco días.

Esta semana entraron en vigencia nuevas medidas para frenar el aumento de casos que incluyen el uso obligatorio de barbijo al aire libre en todo el país hasta el 13 de noviembre y una "fuerte recomendación" para que se extremen los cuidados dentro de las casas.

Al explicar las medidas, Conte había argumentado que el Gobierno buscaba "evitar una nueva cuarentena" a nivel nacional.

"Ahora esta nueva onda la afrontaremos con gran sentido de responsabilidad y sensibilidad", agregó Conte, según informa Repubblica, mientras el "estado de emergencia" sigue vigente en el país hasta el 31 de enero de 2021.

"Creo que un confinamiento en Navidad está en el orden de las cosas: así se podría reiniciar el sistema, disminuir la transmisión del virus y aumentar el rastreo de contactos. Como estamos, el sistema está saturado", explicó por su parte el virólogo Andrea Crisanti, de la Universidad de Padua, en una entrevista con la RAI.

Hasta el momento, 36.289 personas murieron en Italia por coronavirus, con 17.011 víctimas concentradas en Lombardía, motor económico del país.