El Gobierno italiano espera que la economía del país crezca en un nivel del 1.6% anual en los próximos años y duplique la tasa de la última década, con la utilización de los fondos europeos para la pospandemia.

El Ejecutivo del premier Giuseppe Conte envió al Parlamento el documento que marca las líneas guía del uso del denominado Fondo de Recuperación que consiguió el mes pasado, y que significarán un desembolso de fondos europeos por 209.000 millones de euros en los próximos años, con la mitad sin reintegro y la otra mitad a tasas bajas.

El documento, que Conte explicará en el Parlamento en las próximas semanas, según el diario República, prevé que con los nuevos fondos el país pueda aumentar un 10% su tasa de ocupación y llegar al 73.2%, en línea con la media europea.

Las seis misiones que el Ejecutivo buscará implementar con los nuevos fondos son la digitalización, innovación y competitividad del sistema productivo; la revolución verde y transición ecológica; la Infraestructura para la mobilidad; la educación, formación, investigación y cultura; la equidad social, de género y territorial, y la salud.

Por el coronavirus, la economía italiana retrocedió a niveles de 1995 en el segundo trimestre de este año, y las previsiones del Gobierno proyectan una caída de hasta un 8.3% del Producto Bruto Interno para el año.

Mientras tanto, el Ministerio de Salud informó hoy 1.452 nuevos casos de coronavirus en todo el país y 12 víctimas, que llevan el total de decesos a 35.645 desde el inicio de la pandemia.

Tras haber reabierto el lunes las escuelas en 14 de las 21 regiones y provincias autónomas de todo el país, el próximo desafío de las autoridades es la doble jornada electoral prevista para domingo y lunes.

En esos comicios se elegirán autoridades en siete regiones y se hará un referéndum a nivel nacional para aprobar o no la ley que rebaja el número de parlamentarios aprobada a fines de 2019.