Con el regreso a la actividad de más de 4 millones de trabajadores y miles de personas que salieron con prudencia a correr por los parques de todo el país tras casi dos meses de aislamiento, Italia inició la salida gradual de la cuarentena para entrar en la denominada "fase de convivencia" con el coronavirus.

Con sus principales parques llenos de gente haciendo ejercicio pero pocas personas circulando por las calles, la capital Roma fue un ejemplo de la cautela con la que los italianos tomaron el primer día de la flexibilización gradual de la cuarentena.

Tras varias semanas de una caída constante en la curva de contagios y fallecimientos, el gobierno italiano habilitó que reabrieran la mayoría de las industrias, se permitan los desplazamientos para visitar a parientes y parejas y se reabran los parques públicos de todo el país, en el primer paso de un esquema para flexibilizar la cuarentena, que seguirá con la reapertura de negocios minoristas el lunes 18.