El Gobierno italiano estudia prorrogar hasta el 31 de octubre el "estado de emergencia" por coronavirus, dictado en marzo y que vence el 31 de julio, para "continuar con la línea de la prudencia" frente a la enfermedad.

Con 34.967 víctimas desde el inicio de la pandemia, aunque en una etapa en la que hace más de un mes registra menos de 300 nuevos contagios diarios, el Gobierno que encabeza el premier Giuseppe Conte evalúa extender por otros tres meses el "estado de emergencia" dispuesto el 31 de enero, según publicó el diario Corriere.

"Hay que continuar con la línea de la prudencia", pidió el ministro de Salud, Roberto Speranza, según ese medio.

La posible extensión de las medidas se da en un marco en el que, si bien el país parece haber controlado los focos de coronavirus, la posibilidad de "importar" nuevos contagios llevó al Ejecutivo a prohibir la entrada de pasajeros que hayan pasado por una lista de 13 países con alto nivel actual de casos.