El primer ministro italiano Giuseppe Conte anunció que su Gobierno trabaja "más medidas de apoyo" para los sectores afectados por la pandemia, en un marco en el que las estimaciones oficiales sitúan en 9% la caída anual de la economía.

"Somos conscientes que la emergencia económica requiere un apoyo más prolongado e incluso más sustancial que el que se ha hecho hasta ahora", reconoció Conte al participar en un foro de las cámaras de bares y restaurantes, uno de los sectores más golpeados por la pandemia.

"Por eso el Gobierno ya está trabajando para definir más medidas de apoyo", anunció Conte, que en abril había lanzado un plan de hasta 400.000 millones de euros en liquidez a las empresas y esta semana definió incluir en el Presupuesto para 2021 una ayuda extra de 38.000 millones de euros como estímulo.

El anuncio de una nueva ayuda del Gobierno se da luego de que esta semana se conociera, por ejemplo, la caída del 60% de la actividad hotelera durante octubre, en comparación con el mismo mes de 2019, que se enmarca dentro de las previsiones de que la economía caerá al menos en 9% en el año.

Mientras tanto, en medio de una segunda ola de coronavirus con más de 30.000 contagios diarios, uno de cada seis italianos planteó que no se vacunará contra la enfermedad en 2021, según una encuesta publicada ayer.