El Servicio Sanitario italiano autorizó este viernes el uso de fármacos empleados contra la malaria. De esta manera el cloroquina y la hidroxicloroquina se comenzarán a suministrar en los pacientes que hayan sido detectados con coronavirus

Mientras el país ya reporta 4.492 nuevos enfermos, lo que eleva la cantidad a más de 80.000, y acelera en la cantidad de víctimas fatales a 662 en tan solo 24 horas, el gobierno italiano dio visto bueno a dos nuevos compuestos que se combinarán con una serie de fármacos aplicados contra el VIH, como el Iopinavir/ritonavir, danuravir/cobicistat, darunavir y ritonavir.

 
 
"La cloroquina es un derivado de la quinina y que se empléa como tratamiento para la fiebre", precisó  Medicines for Malaria Venture , en tanto que la  hidroxicloroquina es un análogo de la primera, y se administra a pacientes con artritis reumatoide, lupus y el trastorno de la sangre porfiria cutánea tardía. 
 
En tanto, Estados Unidos ya había comenzado a estudiar la capacidad de combate de estos fármacos contra el covid-19. 
 
El presidente Donald Trump aseguró vía  Twitter que la hidroxicloroquina junto a la azitromicina "tienen una oportunidad real de ser uno de los mayores cambiadores de juego en la historia de la medicina" en el combate contra la pandemia.