El primer ministro italiano, Mario Draghi, anunció que se implementará a partir del 15 de mayo un certificado para turistas vacunados para facilitar los desplazamientos dentro del país,  antes de que comience a funcionar el salvoconducto europeo.

"No esperemos hasta mediados de junio para el pasaporte de la UE", dijo Draghi después de un encuentro de ministros de Turismo del G20. "A mediados de mayo los turistas podrán tener el certificado italiano, por lo que es el momento de reservar las vacaciones en Italia", agregó, según el medio español La Vanguardia.

El turismo representa un 14% de la economía italiana, que no quiere quedarse atrás ante la oferta de países vecinos como Grecia. El expresidente del Banco Central Europeo (BCE) considera que es imprescindible ofrecer "normas claras" para que regresen los visitantes a su país, porque considera que este sector jugará un papel fundamental en la recuperación económica mundial.

Impactos

Las restricciones en distintas regiones italianas debido al estado de la pandemia impactaron fuertemente en el sector turístico en el último año. Ahora, la mejora en la curva epidemiológica permite viajar sin impedimentos entre la mayoría de regiones italianas. También reabrieron la mayoría de museos, y los restaurantes y bares pueden atender a clientes en sus terrazas durante las comidas y las cenas.

Según remarcó la presidencia italiana del G20 en un comunicado, en el 2020 hubo una caída de llegadas de turistas internacionales en un 73% a nivel mundial, junto con impactos sin precedentes en los grupos vulnerables y pequeñas y medianas empresas. En Italia esto afectó especialmente a las mujeres y los jóvenes, dos de los colectivos más golpeados por la crisis.