Molesto por una pregunta realizada por un periodista, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, le dijo a un reportero de una empresa afiliada de TV Globo y a los miembros de su equipo que se callaran la boca, se sacó el barbijo y se quejó de CNN Brasil.

Todo ocurrió delante de las cámaras, luego de que un periodista le preguntara por qué había llegado a la ciudad sin tapabocas pese a que su uso es recomendado en todo el mundo como método eficaz para evitar la propagación de la pandemia de coronavirus (Covid-19).

"Callate", le respondió. Y después de calificar como "sinvergüenza" a la prensa, dejó abierta la posibilidad de entender su enojo al atacar la cobertura de CNN de las manifestaciones anti-bolsonaristas del sábado pasado. "¿CNN? Alabás la marcha, ¿verdad? Te lanzaron fuegos artificiales y ustedes alabaron igual".

El nuevo ataque de furia presidencial ocurrió este lunes por la tarde, después de que un periodista de TV Vanguarda, afiliada de TV Globo, le preguntara por qué no había usado un tapabocas durante un evento en Guaratinguetá, São Paulo, este mismo lunes, pero por la mañana.

Bolsonaro estaba en la ciudad para asistir a la graduación de la Escuela de Especialistas en Aeronáutica (EEAR), pero fue el escándalo el que trascendió en la prensa y llegó a la portada de las páginas webs de los diarios locales.

Después de escuchar la pregunta, el Presidente perdió el control y se enfureció: “Mira, llego como quiero, donde quiero. Me ocupo de mi vida: Paren de hablar del tema. Si no quiere usar una máscara, no lo haga. Ahora, todo lo que dije sobre Covid, lamentablemente para vos, funcionó ”, disparó.

Bolsonaro había llegado al lugar con su tapabocas colocado y fue ante la pregunta que se puso furioso y se lo sacó. “Dejá de hablar de eso —dijo mientras se quitaba la máscara—: Te la querés poner ... Ponétela ahora ... Ponétela ahora ... No tengo máscara en Guaratinguetá. ¿Sos feliz ahora? ¿Estás feliz ahora? Este Globo es una prensa de mierda. Ustedes son una prensa basura”, rugió.

Sin perder el control, el periodista intentó hacer otra pregunta, pero fue interrumpido.

Bolsonaro fue multado por no usar el equipo en São Paulo durante un viaje con motociclistas en la capital. El monto de la multa se fijó en 552,71 reales.