El telescopio espacial James Webb, que sucederá al telescopio Hubble, se transformó en el proyecto más importante de la NASA, desde sus orígenes hace más de dos décadas. Se trata del observatorio astronómico más grande y poderoso que jamás se ha visto, de una inversión de 10 mil millones de dólares y de grandes idas y vueltas a la hora de hacerse oficial su despegue.

Tal es así que, se pasó para el 25 de diciembre su lanzamiento al espacio, debido a malas condiciones climáticas en la Guayana Francesa.

Sin embargo, desde la NASA, que trabajó en conjunto con European Space Agency (ESA) y  Canadian Space Agency (CSA), son optimistas en que el despegue se dará en condiciones para después de la Navidad. Las esperanzas depositadas en el James Webb son muy grandes, y más aún teniendo en cuenta que 306 empresas trabajaron en él durante las últimas tres décadas.

Entre sus principales características, el telescopio espacial cuenta con 4 instrumentos:

  • Near InfraRed Camera (NIRCam): cámara infrarroja con cobertura espectral que irá desde el borde de lo visible hasta el infrarrojo cercano. Su función será visualizar los objetos más lejanos del Universo. Fue construido por la NASA.
  • Near InfraRed Spectrograph (NIRSpec): otro espectroscopio que también opera en el infrarrojo cercano. Puede ver a la vez cien objetos o más. Fue construido por la European Space Agency.
  • Mid-InfraRed Instrument (MIRI): es un instrumento que medirá el rango de longitud de onda del infrarrojo medio, una diferencia vital en cuanto al telescopio Hubble. Brindará una observación de objetos más fríos y distantes que el infrarrojo cercano. Aunque, requiere de un sistema de refrigeración muy potente para operar a -210 grados Celsius. Fue desarrollado entre la NASA y ESA.
  • Fine Guidance Sensor and Near Infrared Imager and Slitless Spectrograph (FGS/NIRISS):  estabilizador producido por la Agencia Espacial Canadiense, que estabilizará la línea de visión del observatorio durante las observaciones científicas. Sus mediciones del FGS serán vitales para controlar la orientación general de la nave espacial.

Tanto la NIRCam y MIRI, cuentan con coronógrafos bloqueadores de luz estelar que les permite ver objetivos débiles, como exoplanetas y discos circunestelares cercanos a estrellas brillantes.

La magnitud del evento tiene a la expectativa a todos los que pusieron su grantio de arena. Tal es así que, Bill Nelson, jefe de la NASA, aseguró en conferencia de prensa que se trata de "una misión extraordinaria, un ejemplo brillante de lo que podemos alcanzar cuando soñamos en grande".

Aunque, precisó que "todo tiene que funcionar perfectamente" ya que "hay más de 300 cosas, cualquiera de las cuales sale mal, no es un buen día", según indicó a Associated Press hace algunos días.

Telescopio espacial James Webb

El lanzamiento del  telescopio James Webb estaba programado para este viernes a las 7.20 de la mañana. El mismo iba a realizarse en la Guayana Francesa, aunque por mal tiempo se pasó para el sábado.

Se estima que el telescopio tendrá una vida útil que va de los cinco a los diez años y su operación y supervisión estará a cargo del Instituto de Ciencias del Telescopio Espacial en Baltimore.