La economía japonesa afectada por la pandemia se está recuperando con la mayor velocidad de los últimos 40 años, y el producto interno bruto ( PIB) registró un aumento sin precedentes de un 21,4% anual en el trimestre de julio a septiembre.

El crecimiento de la economía japonesa se produce después de que se contrajera un 28,1% en medio de la pandemia de COVID-19 que ha golpeado al sector financiero de todo el mundo, según informó el sitio web Sputnik.

De acuerdo a los funcionarios nipones, el consumo personal en el país también creció un 4,7% después de que el Gobierno lanzara paquetes turísticos subvencionados dentro del país para impulsar el gasto en viajes y cenas. El consumo personal en Japón representa más de la mitad del PIB de USD5,71 billones.

Los datos del Gobierno también indican un aumento del 7% en las exportaciones del país, con un mayor envío de vehículos y autopartes a EEUU y China.

Sin embargo, el gasto de capital corporativo y la inversión residencial han experimentado una caída.

"Al mismo tiempo que previene la infección, el Gobierno también debe apoyar el empleo y las empresas, y hacer más sólida la recuperación económica. Tenemos que trabajar para que la economía vuelva a encaminarse hacia un crecimiento liderado por la demanda privada", destacó el Ministro de Revitalización Económica de Japón, Nishimura Yasutoshi.