El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, prolongó hasta el 31 de mayo el estado de emergencia impuesto en el país para contener la curva de contagios de coronavirus, reportó el canal NHK News.

"Considerando la opinión expresada por expertos, prolongamos hasta el 31 de mayo el estado de emergencia declarado el 7 de abril. Se extiende a todas las prefecturas sin cambios, pero volveremos a consultar con expertos hacia el 14 de mayo y podremos cancelarlo si se llega a la conclusión de que es posible, en función del número de contagios y la situación de los centros de salud en las localidades", declaró Abe.

Originalmente, el estado de emergencia se había declarado en siete prefecturas de Japón, pero luego se extendió a la totalidad del territorio nacional, en un principio hasta el 6 de mayo.

Durante el estado de emergencia, a todos los japoneses se les pide que eviten salidas no esenciales.

Los gobernadores tienen poderes para expropiar terrenos y edificios privados que sean necesarios para la batalla contra el Covid-19, así como para requisar material médico y alimentos a compañías que se niegan a venderlos y sancionar a aquellas que no cumplen y hacen acopios.

Hasta ahora se han confirmado 15.055 casos de contagio de coronavirus en Japón, con 493 decesos.