El gobierno británico anunció que impulsa una legislación de emergencia que le dará poderes para tomar medidas más estrictas para combatir la propagación del coronavirus Covid-19, al tiempo que desmintió los rumores de un bloqueo de la ciudad de Londres, una de las más afectadas por el virus.

En el Reino unido, el número de muertos por coronavirus ascendió en las últimas 24 horas a 137, mientras que la cantidad de personas que contrajeron el virus alcanza a 2.626, de los que 900 corresponden a Londres.

Según el sistema de salud público británico (NHS), los pacientes fallecidos tenían entre 47 y 96 años, y hasta ahora todos tenían patologías previas.

Si bien hoy se anunció una reducción en la cantidad de estaciones de subte habilitadas como medida para evitar la propagación del virus, un portavoz del primer ministro, Boris Johnson, dijo "que no hay planes para cerrar la red de transporte en Londres".