Los conservadores del premier Boris Johnson tienen una gran ventaja sobre los laboristas de Jeremy Corbyn de cara a las elecciones británicas del 12 de diciembre, según un último sondeo Ipsos Mori, que muestra que la fuerza del primer ministro orilla el 41% (+8%) frente al 24% del laborismo.

En tercer lugar se ubican los Liberales Democráticos de Jo Swinson, a los que Ipsos otorga un 20% y finalmente el Brexit Party de Farage, con un 7 por ciento.

Johnson, según el sondeo, es el único dirigente con un porcentaje de opiniones a favor superior a las contrarias (46% contra 42%).

Corbyn se frena en 15% de opiniones favorables, precedido por Farage con el 22%, aunque este último tiene un 52% de opiniones hostiles a su figura.