El primer ministro Boris Johnson aseguró que la crisis del coronavirus fue un "desastre" y una "pesadilla absoluta" para el Reino Unido y prometió un plan para aumentar la inversión pública, al tiempo que descartó volver a una época de austeridad.

"El país ha pasado por una profunda conmoción. Pero en esos momentos tienes la oportunidad de cambiar y hacer las cosas mejor. Realmente queremos reconstruir mejor, hacer las cosas de manera diferente, invertir en infraestructura, transporte, banda ancha, lo que sea", aseguró hoy el primer ministro.

En declaraciones a Times Radio, la flamante señal del periódico The Times, Johnson anticipó "un enorme esfuerzo de inversión" pública para reconstruir la economía tras la crisis causada por la pandemia y dijo que promoverá "un enfoque rooseveltiano", en alusión al New Deal que propició el presidente estadounidense Franklin Roosevelt para sacar a Estados Unidos de la Gran Depresión.

"Este es el momento de invertir en infraestructura, este es el momento de tomar esas decisiones a largo plazo por el bien del país", enfatizó el primer ministro, quien adelantó que en agosto hará público el plan.

Dijo que esto "hará que las empresas confíen y comiencen a invertir y a crear nuevos empleos e impulsar un nuevo crecimiento".

En esa línea, el gobierno ya prometió un plan de reconstrucción de escuelas con una inversión de 1.000 millones de libras para 50 proyectos y otros 560 millones de libras para mantenimiento.