Un tribunal federal de Estados Unidos dio el visto bueno a la posible venta de acciones de Citgo, filial de la estatal petrolera PDVSA, para satisfacer las deudas que el régimen de Venezuela tiene con ella, según publicó el medio venezolano El Nacional.

El proceso legal para la venta del activo extranjero más valioso de Venezuela puede continuar, dijo el juez Leonard Stark, del Tribunal de Distrito de Delaware (EE.UU.), después de que la Corte Suprema estadounidense se negara a considerar una apelación del fallo de primera instancia.

El tribunal escuchará los argumentos sobre el procedimiento para la venta el 17 de julio.

El principal demandante de acciones en el holding estadounidense de Citgo PDVH es la ex firma minera canadiense Crystallex, que ahora está controlada por el fondo de cobertura de Nueva York Tenor Capital, y que busca recaudar un laudo arbitral de USD1.200 millones para intereses de minería de oro expropiado durante el gobierno de Hugo Chávez.

El Tribunal de Distrito de Delaware está considerando reclamos separados de Crystallex y el productor independiente estadounidense ConocoPhillips, los cuales han ganado laudos de arbitraje internacional relacionados con la toma de posesión de sus activos por parte del gobierno venezolano.

Crystallex, convenció a la corte de Delaware en 2018 de que Citgo operaba como un alter ego del gobierno venezolano y que podría venderse para satisfacer las deudas de más de USD150.000 millones del país.

Entre otros acreedores que reclaman acciones de Citgo se encuentran los tenedores de un bono PDV 2020, que entró en incumplimiento en octubre de 2019.

La decisión representa otro revés para la oposición política de Venezuela, encabezada por Juan Guaidó y apoyada por Estados Unidos, que tiene control nominal sobre Citgo desde el año pasado.

El 18 de mayo, la Corte Suprema de Estados Unidos desestimó una apelación realizada por la oposición de Venezuela en este caso.

Con esta nueva decisión se confirma el pronunciamiento del Tribunal de Apelación del Tercer Circuito que en julio del año pasado falló a favor de Crystallex y determinó que la empresa podrá confiscar acciones de Citgo para resarcir un pago de USD1.400 millones por la nacionalización de la mina Las Cristinas en 2008.

Por el momento, toda decisión judicial está en suspenso por una disposición del Departamento del Tesoro que impide que los demandantes hagan cumplir sentencias contra Citgo sin autorización de Washington.

Antes de las sanciones, PDVSA exportaba diariamente 500.000 barriles de petróleo extrapesado para ser procesados por Citgo, que tiene tres refinerías y una red de estaciones de autoservicio en Estados Unidos.