El presidente saliente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, consideró un gran error no haber respondido a las "mentiras" que se dijeron sobre la Unión Europea ( UE) en la campaña del referendo por el Brexit, según refirieron los principales medios británicos.

"Se dijeron tantas mentiras, incluyendo las del actual primer ministro, Boris Johnson, que se necesitaba una voz para contrarrestarlas", afirmó Juncker mientras se prepara para retirarse de la Comisión Europea, después haber cumplido su mandato durante cinco años.

En una entrevista a la revista alemana Der Spiegel y que reprodujo el diario The Guardian, Juncker dijo que una de esas mentiras fue que los "Remainers" (partidarios de la permanencia) estaban furiosos con el ómnibus que usó Johnson en la campaña del Brexit, un clásico micro británico de color rojo que portaba un cartel con una leyenda que decía que salir de la UE podría ahorrar 350 millones de libras esterlinas a la semana para el Sistema Nacional de Salud (NHS).

En ese sentido, Juncker afirmó que la Comisión decidió no intervenir por consejo del ex primer ministro David Cameron, que temía que las intervenciones de Bruselas fueran contraproducentes.