El gobierno de Indonesia reactivó los planes para concretar la construcción de “Jurassic Park”, un complejo turístico en el Parque Nacional de Komodo, hogar de los lagartos más grandes del mundo. El año pasado, las autoridades del país empezaron a desarrollar los planes para la creación de centros turísticos en el parque. 

El parque fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ( UNESCO) en 1991. Además de este título, el parque Komodo es refugio protegido para “dragones de Komodo”, una especie de reptil que es clasificado especie en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. 

En este sentido, luego de los anuncios de construcción, la UNESCO extendió una advertencia a las autoridades de Indonesia, alegando que las construcciones podrían generar un impacto ambiental irreversible en la zona, afectando la fauna y flora.

La opinión de la UNESCO

Al ser Patrimonio de la Humanidad, el parque cuenta con cierta protección legal por parte de los organismos de la ONU. Es por esto que , el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO se dirigió a las autoridades el 04 de junio de este año. En su comunicado, manifestó que el proyecto para realizarse correctamente necesitaría de una evaluación de impacto ambiental que contemple factores como el riesgo para el hábitat natural de los lagartos y la pesca ilegal. 

Asimismo, expresó su inquietud ante el posible aumento del turismo en la zona. Los patrocinadores del centro vacacional esperan poder captar hasta 500 mil  turistas anuales en la región, que según las cifras de la organización, es el doble de visitantes que recibía la zona antes de la pandemia de Covid-19. 

Las preocupaciones de la organización surgen principalmente de la falta de claridad sobre el plan por parte del gobierno indonesio, que solo cataloga el proyecto como la creación de un “lugar turístico de lujo".

En declaraciones oficiales a medios de comunicación, Wiratno, funcionario del Ministerio de Medio Ambiente de Indonesia, aclaró que se están realizando evaluaciones periódicamente y que se espera enviar los resultados finales en septiembre. En este sentido, resaltó que a pesar de las preocupaciones de organizaciones internacionales "el proyecto continuará, se ha demostrado que no tiene ningún impacto".

Funcionarios de UNESCO aseguran haber solicitado repetidamente las evaluaciones mencionadas por Wiratno y el gobierno de Indonesia pero hasta el momento no han recibido ninguna respuesta ni la actualización de ningún informe de impacto ambiental. 

Convivir con los dragones Komodo 

La isla Rinca, una de las zonas de mayor relevancia en el proyecto “Jurassic Park”, registró el año pasado un ataque de un “dragón de Komodo”  en uno de sus centros turísticos. El lagarto habría herido a un obrero de la construcción de un complejo y encendió las alarmas de organizaciones internacionales y de protección animal, que alegan que los lagartos se tornan agresivos cuando son perturbados en sus hábitats naturales. 

Ante este suceso, Aloysius Suhartim Karya, dirigente del grupo de conservación Tourism Rescue Society Forum explicó que estos animales “no pueden actuar de forma normal cuando se estresan". 

Si bien, las autoridades del parque aclararon que los ataques de los dragones a humanos son raros, cuando ocurren son muy peligrosos. 

Los especialistas detallan que esta especie de lagarto puede correr 20 kilómetros por hora , pesan unos 70 kilogramos y su longitud puede ser de dos a tres metros. El mayor peligro se encuentra en sus grandes masticadores con veneno, que incapacita a la víctima con un solo mordisco y que en un par de horas puede causar la muerte si no es atendido correctamente.