Once juristas y abogados internacionales, entre ellos el ex juez español Baltazar Garzón, pidieron a Brasilia que respete la resolución de la ONU sobre los derechos políticos del expresidente Lula da Silva.

A mediados de este mes, el Comité Internacional de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas ( ONU) determinó que Brasil debe permitir que Lula "ejerza sus derechos políticos como candidato" presidencial.

Sin embargo, el Gobierno brasileño rechazó dicha resolución, al considerar que las conclusiones del Comité "tienen carácter de recomendación" y "no poseen un efecto jurídicamente vinculante".