El anuncio del millonario y famoso rapero Kanye West sobre postularse a la presidencia de los Estados Unidos impactó el panorama político, aunque ahora hay dudas sobre los próximos pasos del músico, ya que según revelaron medios estadounidenses el fin de semana, la movida fue hecha en medio de un episodio del trastorno bipolar que West enfrenta hace años.

Así lo informó entre otros la revista People, que reportó la preocupación que el comportamiento de West originó en su esposa, la celebrity Kim Kardashian West, quien se encuentra en Los Ángeles con sus cuatro hijos. 

En su lanzamiento, en plena ola de coronavirus y en la búsqueda frenética de una vacuna que frene la epidemia que ya se cobró la vida de más de 135.000 estadounidenses, West hizo declaraciones al menos poco felices. El músico se reveló anti-vacunas, a las que llamó "la marca de la bestia". "Son tantos de nuestros niños que están siendo vacunados y paralizados… Entonces, cuando dicen que la forma en que vamos a arreglar Covid es con una vacuna, soy extremadamente cauteloso", dijo West, que agregó: "Esa es la marca de la bestia. Quieren poner chips dentro de nosotros, quieren hacer todo tipo de cosas, para que no podamos cruzar las puertas del cielo."