El líder norcoreano Kim Jong Un afirmó este miércoles que podría viajar a Seúl "en un futuro próximo", la que sería la primera visita de un dirigente norcoreano a la capital surcoreana desde la partición de la península, y acordó cerrar una zona de ensayos de misiles. 

"Le prometí al presidente [surcoreano] Moon Jae-in que visitaré Seúl en un futuro próximo", dijo Kim durante una rueda de prensa conjunta, tras una cumbre de los dos dirigentes en Pyongyang

Por su parte, Moon Jae-in, de visita en la capital norcoreana con el objetivo de reactivar las negociaciones sobre la desnuclearización de Corea del Norte, indicó que la visita de Kim podría producirse este año, siempre y cuando no lo impidan "circunstancias particulares". 

El presidente surcoreano añadió que Corea del Norte aceptó "cerrar de forma permanente" su zona de pruebas de misiles en Tongchang-ri, también conocida como Sohae, "en presencia de expertos de países relevantes". 

Desde su cuenta oficial de Twitter, Moon Jae-in expresó: "Desde el avión, observé las montañas y ríos de Corea del Norte y las calles de Pyeongyang desde el momento en que aparecieron hasta que aterrizamos. No hubo signos de división en absoluto desde ese punto de vista".

 
 

Corea del Norte es objeto de múltiples sanciones por parte del Consejo de Seguridad de la ONU a causa de sus programas nucleares y balísticos, prohibidos, y ha efectuado numerosos lanzamientos desde esas instalaciones. 

Pero también efectuó disparos desde otros lugares, como el aeropuerto internacional de Pyongyang, lo que relativiza el alcance de los compromisos de Kim. 

Además, Moon también afirmó que Corea del Norte podría cerrar su complejo nuclear de Yongbyon, si Washington adoptase las "medidas correspondientes", una condición también expresada de forma muy vaga. 

"Propongo que pongamos fin completamente a 70 años de hostilidad y tomar un gran impulso para la paz, para volver a ser un solo país" declaró Moon, según la agencia de prensa surcoreana Yonhap. 

Moon y Kim mantuvieron en abril una primera reunión muy simbólica en la zona desmilitarizada (DMZ) que divide la península.  Más tarde, se produjo un histórico encuentro entre el líder norcoreano y el presidente estadounidense Donald Trump, en junio en Singapur. 

En Singapur, Kim reiteró el compromiso norcoreano en favor de la desnuclearización de la península, pero sin mayores detalles. Washington y Pyongyang divergen sobre el sentido de semejante compromiso. 

Por su parte, Washington exige "una desnuclearización definitiva y completamente verificada" mientras que Pyongyang quiere una declaración oficial de Estados Unidos poniendo fin a la guerra de Corea, que terminó en 1953 con un simple armisticio 

En este contexto, una visita de Kim a Seúl -inédita desde el fin de aquella guerra- permitiría al Norte y al Sur reactivar proyectos de cooperación conjuntos. 

Las principales diferencias entre ambos mandatarios son que principalmente el líder norcoreano quiere que su país se beneficie de la potencia económica del Sur, mientras que Moon desea alejar de la península el espectro de un devastador conflicto intercoreano. 

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos