El líder norcoreano Kim Jong-un declaró que el desarrollo de la economía y de las fuerzas nucleares son las tareas más importantes para el país en el próximo lustro, informó la agencia de noticias norcoreana.

Durante la clausura del octavo congreso del Partido de los Trabajadores de Corea que se celebró en Pyongyang del 5 al 12 de enero, al resumir los resultados de la cita, Kim Jong-un dijo que "lo más importante es luchar desesperadamente por el indispensable cumplimiento del nuevo plan quinquenal para el desarrollo de la economía nacional", según publica el sitio web Sputnik.

El nuevo plan prevé, agregó Kim, vincular las industrias metalúrgica y química en el desarrollo de la economía, fortalecer los "vínculos orgánicos" entre las principales industrias, mejorar la base material y técnica en la agricultura y aumentar la importancia de la sustitución de importaciones de materias primas para la industria ligera.

Todo esto, según el gobernante norcoreano, es necesario para elevar el nivel de vida de la gente.

El líder también señaló que otro objetivo que se pone el país es fortalecer la capacidad de defensa.

"Debemos aplicar todos los esfuerzos para crear un poderío militar más fuerte al aumentar aún más el potencial de disuasión nuclear", afirmó Kim, quien en la ocasión fue reelecto como secretario general del Partido de los Trabajadores de Corea (PTC) de la República Popular Democrática de Corea (RPDC).