Pese a los alambres de púas y las frías aguas de un canal, dos impactantes videos revelados por la Patrulla Fronteriza estadounidense muestran a un grupo de indocumentados intentando cruzar a EE.UU. a pesar de las advertencias de los oficiales migratorios sobre los riesgos a los que se enfrentaban.

Los videos dados a conocer ayer registran los hechos ocurridos a finales de diciembre en la frontera de Yuma, en el estado de Arizona.

En el primero de ellos se puede observar a un hombre zambullendo a una niña en el agua para cruzar la valla divisoria mientras el llanto de otra menor se escucha desde el otro lado de la frontera.

"La niña se va a traumar, no la crucen", se oye a una mujer desde el lado estadounidense en el video del que se hizo eco este miércoles la Casa Blanca en su cuenta de Twitter.

En el dramático video se puede ver cómo un inmigrante pide a una agente que lo ayude para sacar a la niña del agua, pero la uniformada da un paso atrás y sigue grabando con un teléfono.

En el otro lado de la valla aparecen varios agentes mexicanos que intentan evitar este caso de tráfico de personas e intentan desincentivar a los migrantes a cruzar a una niña y se oye como gritan "¡No cruce a la bebé!".

Ya en el lado estadounidense, una mujer, que las autoridades aseguran que era la tía de la menor, llora ante los gritos desconsolados de la niña y, a pesar de que los agentes de EEUU le recomiendan que regrese a México, decide entregarse a las autoridades.

En el otro vídeo, un grupo de familias con niños cruzan la frontera cerca de un canal durante la noche, mientras se oyen las sirenas de las patrullas fronterizas, reportó la agencia de noticias EFE.

Se escuchan además los gritos de un oficial de la Patrulla Fronteriza que les alerta del peligro que supone cruzar a los niños por las púas del alambrado.

La Patrulla Fronteriza alerta continuamente a los indocumentados del peligro a los que se enfrentan al cruzar de forma ilegal la frontera, pero los inmigrantes no se detienen.

Las últimas estadísticas oficiales reflejan que entre octubre del año pasado y febrero pasado en Yuma fueron detenidos 17.578 inmigrantes, en contraste con los 5.319 aprehendidos en el mismo período del año pasado, un aumento que desbordó la capacidad operativa de las autoridades estadounidenses.

Dirigentes fronterizos adelantaron que la cifra de indocumentados detenidos por cruzar ilegalmente la frontera en marzo pasado podría alcanzar los 100.000 individuos, frente a los entre 50.000 y 60.000 que se registraron de media el año pasado mensualmente.