La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) anunció que la economía en la región crecerá un 5,9% este año, y un 2,9% en 2022, lo que confirma la recuperación después del histórico y negativo impacto de la pandemia de coronavirus.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo, precisó las estimaciones este martes, al presentar el Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2021, un informe que cada año presenta un detallado panorama sobre la región, detalló el sitio web RTenespañol.

"Vamos a ver una recuperación muy importante pero que está sustentada sobre todo en impulsos coyunturales de la demanda agregada y un arrastre o rebrote estadístico", señaló la funcionaria.

La funcionaria advirtió que la crisis provocada por la emergencia sanitaria agravó problemas estructurales de la región como la alta informalidad del empleo, la desocupación, la desigualdad y la pobreza, lo que no será fácil de revertir.

Estímulos

"La recuperación del empleo, en especial de mujeres y jóvenes, requerirá un enfoque integral de políticas sectoriales, industriales y laborales", señaló.

El desafío fiscal, agregó, implicará sostener la transferencias de emergencia, es decir, los programas sociales que se diseñaron en cada país para mitigar los efectos de la pandemia. 

Bárcenas también subrayó las asimetrías profundas y crecientes de los países con respecto al acceso a las vacunas, las campañas de vacunación, sus riquezas y su capacidad para movilizar estímulos fiscales e inversiones para seguir atendiendo la crisis sanitaria y enfrentar la recuperación.

Por ejemplo, informó que en América Latina y el Caribe sólo el 24,8% ha completado el esquema de vacunación, tasa que en la Unión Europea alcanza el 55,6% y en EE. UU. y Canadá, el 53 por ciento.

Comercio exterior

Con respecto a los esfuerzos estatales, explicó que este año en la región se diseñaron paquetes de asistencia que representan el 2,2% del Producto Interno Bruto ( PIB), lo que contrasta con el 4,6% que invirtió en 2021, y con el 5,0% que representa en países como Australia y Canadá o con el 18% de EE. UU.

Por otra parte, señaló que la recuperación proviene de un efecto muy importante que se refiere al comercio mundial que cayó un 4,0% en 2020 y que este año crecerá en un 8,0%, lo que será acompañado por un aumento del 38% en el precio de las materias primas.

Sin embargo, añadió, hay que tomar en cuenta que un eventual aumento en las tasas de interés en EE. UU. podría repercutir de manera negativa en los mercados emergentes al reducir su atractivo, presionar sobre los tipos de cambio y aumentar el costo de financiamiento.  

El informe anticipa que en 2021 las exportaciones de bienes en la región crecerán un 24 % apoyadas por precios favorables y un aumento del 27% en las importaciones.