El ministro del Tribunal Supremo de Brasil (TSB), Alexandre de Moraes, suspendió la designación de Alexandre Ramagem como nuevo jefe de la Policía Federal decidida por el presidente Jair Bolsonaro, en el marco de una crisis política en el Gobierno brasileño.

El magistrado ordenó suspender el decreto de Bolsonaro "con respecto al nombramiento e inauguración de Alexandre Ramagem Rodrigues para el cargo de Director General de la Policía Federal", según consta en su fallo, citado por el sitio web RT. 

Ramagem, hasta ahora director de la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin), fue elegido por Bolsonaro tras destituir al anterior director Maurício Valeixo, decisión que provocó la dimisión de su ministro estrella de Justicia, Sergio Moro.

Moraes dictó la medida ante un pedido del centroizquierdista Partido Democrático Laborista (PDT). Según el juez, los nombramientos para cargos públicos "deben respetar los principios de moralidad, impersonalidad e interés público" y a su juicio esto no ocurrió en el caso de Ramagem.

En 2018, Ramagem lideró el equipo de seguridad del entonces candidato Bolsonaro durante la campaña electoral y trabó una relación de amistad con la familia, sobre todo con los hijos del presidente, con los que se fotografió en diversas fiestas.

Ya con Bolsonaro como presidente Ramagem trabajó como asesor en el ministerio de la Secretaría de Gobierno, uno de los más próximos del líder ultraderechista.

El 27 de abril, Bolsonaro reconoció la cercanía entre ambos, dijo que pasó a ser una persona de su "confianza" y que no veía motivos para no nombrarlo director de la policía.

Desde que se anunció su nombramiento varios partidos y movimientos políticos presentaron acciones judiciales para intentar impedir su toma de posesión alegando "abuso de poder". 

Esta decisión cautelar de la Justicia agrava la crisis política que enfrenta a Bolsonaro con el resto de poderes por su escepticismo ante la pandemia de coronavirus y su abierta campaña contra el aislamiento social.