La Habana se ha convertido en las últimas semanas en el epicentro de los contagios del nuevo Coronavirus en Cuba, donde las autoridades luchan contra un tercer rebrote de la COVID-19 que comenzó en enero.

En la ciudad, donde viven poco más de dos de los 11,2 millones de cubanos, están activos una decena de "eventos epidemiológicos", como se denomina aquí a lugares con alta incidencia de propagación.

Este lunes, la urbe informó de 412 casos en una jornada y 1.297 enfermos internados en hospitales, además de una tasa de 301,5 contagios por cada 100.000 habitantes, la más elevada del país.

En varios puntos de la capital cubana, hay zonas cerradas al tránsito y con acceso controlado por médicos y policías para tratar de evitar un mayor contagio a partir de la detección de casos positivos.

Los datos oficiales indican que nueve de los 15 municipios habaneros están en la lista de los 12 territorios cubanos que acumulan en conjunto el 41 por ciento de los casos diagnosticados en el país en las últimas dos semanas.

"En La Habana, a diferencia de otras provincias, podemos tener en un centro a trabajadores de los 15 municipios de la provincia, lo que hace más compleja la situación", dijo en televisión nacional el gobernador habanero, Reinaldo Zapata.

En función de esa situación, se estableció el inicio temprano de los protocolos de tratamiento a los sospechosos de alto riesgo y el comienzo del procedimiento para la COVID-19 tan pronto lleguen a los centros de aislamiento.

Varias instituciones educacionales habaneras, como la Universidad de las Ciencias Informáticas, al estar suspendida la docencia son utilizadas ahora como centros de aislamiento de personas sospechosas del contagio.

Desde inicios de este mes, el Gobierno habanero decretó una serie de restricciones sanitarias que incluyen un toque de queda a partir de las 21:00 hora local y hasta las 05:00 hora local del día siguiente, la suspensión de las clases y la imposición de fuertes multas a quienes violen las medidas de control epidemiológico.

"Muchas personas no tienen percepción de riesgo y por eso incumplen lo que ha establecido el Gobierno de la capital", consideró Silvia Cuartas, una mujer de 61 años que es empleada de un ministerio.

Cuartas, como muchos cubanos, aseguró haber puesto sus esperanzas en "algunas de las vacunas que están desarrollando nuestros científicos y que se ensayan aquí en la ciudad".

Dos candidatos vacunales, Soberana-01 y Soberana-02, ambos elaborados por el Instituto de Vacunas Finlay, de La Habana, protagonizan una parte de sus ensayos clínicos en centros de salud habaneros.

Otros dos candidatos, Abdala y Mambisa, elaborados por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, también de La Habana, de manera similar transitan por distintas fases de ensayos clínicos.

La nación caribeña, donde el nuevo Coronavirus apareció en marzo del pasado año, acumula 300 fallecidos y 45.361 contagios.

 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19


Fuente Xinhua