Con solo 104,6 kilómetros cuadrados de territorio y 40 habitantes en total, la isla de Rum, una de las islas pequeñas de las Hébridas Interiores, que forman parte de la administración de Lochaber, en las Highlands de Escocia, busca atraer inmigrantes con alquileres accesibles y puestos de trabajo.

A la isla se puede acceder en tren, helicóptero o ferry, y el territorio cuenta con montañas, el castillo de Kinloch y flora y fauna característica: un "combo" de tranquilidad que busca atraer a quienes busquen un nuevo hogar.

"Buscamos personas o familias dinámicas dispuestas a encajar en el estilo de vida de la isla y que ayuden en la mejora de esta joven comunidad", explican el sitio web de la comunidad de la isla. Una de las propuestas para llevar nuevos habitantes son las casas "eco-friendly", hogares ecológicos para facilitar el traslado y la instalación de los nuevos residentes.

Son propiedades de tres ambientes ubicadas en las afueras de Kinloch -el único asentamiento urbano de la isla- que ofrecen hermosas postales de las montañas Rum Cuillin. La construcción de las viviendas estará finalizada en dos meses y el alquiler es de solo 497 euros al mes.

Desde la isla también informan que actualmente hay oportunidades laborales en el cuidado de niños, en la producción de alimentos, en el mantenimiento de casa, en la piscicultura y en el turismo. Por otro lado, entre las variables de elección de candidatos, también se considerará a aquellos que cuenten con un oficio, talento o negocio que ayude a diversicar y a hacer crecer la economía local.

"Con solo un niño en la guardería y dos en la escuela primaria, necesitamos más familias para llenar el colegio y que se conviertan en la próxima generación de la isla", explicó el residente Lesley Watt.

La isla busca "gente activa" que envíe su solicitud

Rum es una pequeña isla rocosa de doce kilómetros de largo conocida por ser un destino popular de vacaciones para aquellos que disfrutan del contacto con la naturaleza. El lugar ofrece itinerarios para hacer caminando o en bicicleta, actividades de pesca, travesías en botes, circuitos de kayak y también paseos a castillos.

La premisa es atraer a familias con hijos pequeños que puedan ser la próxima generación de isleños. La isla es un paraíso de conservación de la vida silvestre: hay ciervos, cabras salvajes, águilas doradas y una colonia de pardelas. Desde el sitio web de Rum, se detalla que la isla cuenta con una excelente conexión a internet.

El castillo de Kinloch, uno de los atractivos de la isla

Si bien cualquier persona puede enviar una solicitud, en primer lugar se busca a "gente activa" y familias jóvenes, en la isla hay una escuela primaria pequeña y un jardín de infantes. Además, la propuesta está abierta en especial a personas que ya cuenten con un "un comercio, una habilidad u otro negocio, que puedan llevar a la isla para ayudar a la economía local a diversificarse y crecer".

Aquellos interesados en mudarse a esta isla escocesa deben saber que las solicitudes cierran a las 5 P.M el viernes 28 de agosto de 2020 el mail de contacto es isleofrumhousing@gmail.com