El Tribunal Supremo español decidirá hoy si excarcela al ex presidente del gobierno catalán, Oriol Junqueras, y a otros nueve dirigentes independentistas que fueron enviados a prisión por delitos de rebelión, sedición y malversación por intentar la secesión de Cataluña.

El juez instructor Pablo Llarena convocó a los diez investigados para que declaren a las 9.30 hora local (5.30 de Argentina).

La posible puesta en libertad de los dirigentes catalanes es vista con buenos ojos tanto por el Ejecutivo español de Mariano Rajoy como por un importante sector de la oposición no independentista, ya que relajaría el ambiente de tensión de cara a las elecciones regionales del 21 de diciembre.

"Respetamos las decisiones judiciales, pero esperamos que los políticos encarcelados salgan de prisión, y que cuando toque tengan su juicio y una sentencia justa", dijo Eva Granados, número dos de la candidatura del Partido Socialista de los Catalanes (PSC), en declaraciones a Telam.

"Creemos que hubo una desproporción en la decisión judicial, y es una buena noticia que se hayan unificado las causas en el Supremo y esperamos que mañana puedan estar en al calle", añadió. Granados sostuvo que la campaña electoral ya es excepcional por llevarse a cabo tras la inédita intervención del gobierno español en la región para abortar la secesión, aunque "debe llevarse a cabo con la mayor normalidad posible".