La Liga Árabe (LA) denunció que el gobierno de Israel intenta "aprovechar la crisis del coronavirus para anexar la Cisjordania ocupada".

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, envió cartas al secretario general de las Naciones Unidas, los ministros de Asuntos Exteriores de EE.UU., Rusia, Francia, el Reino Unido, China y Alemania, y el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea ( UE), sobre la gravedad de las condiciones en los territorios ocupados palestinos en medio de la pandemia del coronavirus, informaron medios locales.

En las misivas, el jefe de la Liga Árabe advirtió de "una tendencia peligrosa entre los líderes israelíes, especialmente del partido Likud, para intensificar la expansión de los asentamientos ilegales e imponer la nueva realidad en Palestina, especialmente en la ciudad de Jerusalén, mientras el mundo está sumergido en la crisis por el virus letal".

Señala Aboul Gheit que "lo más peligroso son los intentos del régimen israelí para activar e implementar planes de anexar partes de la Cisjordania ocupada, especialmente en la región del valle del Jordán".

"El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, busca anexionar simbólicamente una parte del Valle del Jordán a los territorios ocupados para satisfacer a sus votantes", denunció el dirigente árabe.

En sus cartas, también resaltó las dificultades económicas que los palestinos ya enfrentaban antes de la pandemia del coronavirus, y que la epidemia hizo mucho más duras debido a las políticas israelíes.

Asimismo, pidió a la comunidad internacional que sume todos sus esfuerzos para frenar tales políticas del gobierno israelí, impidiendo que las condiciones en Palestina y en los campos de refugiados empeoren por los graves efectos sanitarios, sociales y económicos de la enfermedad.

Ahmad Maydalani, alto miembro del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), advirtió el sábado que el gobierno israelí, con la ayuda de EE.UU., planea anexarse la Cisjordania ocupada en medio de la lucha mundial contra el COVID-19.

Tanto la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como la UE y gran parte de la comunidad internacional han rechazado la anexión de más partes de Cisjordania ocupada y resaltaron que cualquier expansión en esa zona atenta contra la paz y viola el derecho internacional.