El aumento de los aranceles a las importaciones que se impusieron mutuamente Estados Unidos y China en 2018, ralentizará el comercio mundial en 0,4% en 2020, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ( OCDE). "Las medidas tomadas a finales de 2018 llevarán a una ralentización (à) de 0,4% del comercio mundial en 2020 , señaló el organismo en su informe sobre la economía del gigante asiático.

Agregó que esa guerra comercial frenará el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de China y de Estados Unidos en un 0,25 por ciento.

Estimó también que las importaciones a ambos países se contraerán un 0,75%, mientras que la inflación en Estados Unidos aumentará 0,2% por los altos precios de los bienes importados debido al incremento de los aranceles.

El organismo que preside Ángel Gurría proyecta que si Estados Unidos eleva las tasas de 10 a 20% a las importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares, el PBI de ambos países perdería 0,5% en 2020 y la inflación en la nación norteamericana se aceleraría un 0,6 por ciento. El comercio mundial se desacelerará 0,75 por ciento.

En el caso extremo, si Washington grava la totalidad de las importaciones chinas con el 25% (posiblemente desde julio de 2019), el PBI de los dos países se contraería 0,75% en 2020, la inflación en Estados Unidos aumentaría 0,9%, mientras que el comercio mundial retrocedería un 1 por ciento.

"Estos escenarios muestran que a corto plazo los más afectados por las tarifas serán los consumidores estadounidenses debido a los altos precios", indica la OCDE.

Los expertos destacan que si los exportadores chinos asumiesen una parte del lastre reduciendo sus ganancias, los efectos negativos sobre el crecimiento de la economía china serían más significativos y el impacto sobre el crecimiento de la economía y la inflación de Estados Unidos serían menos significativos.

Según los expertos de la OCDE, el resto de países también sentirán los efectos negativos de la ralentización del comercio, aunque a largo plazo obtendrán beneficios al mejorar su competitividad en el mercado estadounidense.