El director general de la Organización Mundial del Comercio ( OMC), Roberto Azevêdo, criticó hoy en Ginebra los aranceles al acero y el aluminio anunciados por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. 

‘Una guerra comercial no interesa a nadie”, advirtió. “La OMC está preocupada por el anuncio de Estados Unidos sobre los aranceles al acero y el aluminio. Existe un auténtico potencial para una escalada, según muestran las reacciones de los demás (países)”. 

La OMC está siguiendo de cerca la situación, añadió. Aliados comerciales como la Unión Europea (UE), China, Canadá y Japón podrían presentar demandas ante la OMC si finalmente Estados Unidos aplica los aranceles anunciados.