La Organización Mundial del Comercio ( OMC) enfrenta crisis de largo, mediano y corto plazo que requieren de negociaciones y consensos para avanzar, dijo el vicecanciller mexicano y candidato a presidir el organismo, Jesús Seade.

En una conferencia de prensa virtual, el candidato propuesto por México para el cargo de director general de la OMC, planteó que ese organismo atravesaba una crisis de largo plazo porque tras su creación en 1995 no ha encontrado formas para hacer nuevas negociaciones en beneficio de todas las partes.

Mientras que la parálisis del órgano de apelación del mecanismo de resolución de controversias, ante la renuencia de Estados Unidos para reemplazar a los jueces que terminaron su periodo, colocó a la OMC en una crisis de mediano plazo, consideró el vicecanciller mexicano para América del Norte, que se propone suceder al brasileño Roberto Azevedo al frente del organismo multilateral de comercio.

A posteriori Seade apuntó que la pandemia por la COVID-19 supondrá una crisis a corto plazo para la OMC, al exponer que se trata del organismo apropiado para un diálogo multilateral que facilite el regreso de las actividades comerciales, ante las medidas para reducir la propagación del virus a nivel global.

"En 25 años nunca se logró encontrar la forma de hacer nuevas negociaciones, que siempre es necesario seguir avanzando (...) Lo que necesitamos es tender puentes, saber hablar con todas las partes, tener creatividad", dijo el funcionario.

El Gobierno de México presentó esta semana la candidatura de Seade al puesto para suceder al actual director general de la OMC, Roberto Azevedo, quien anunció que dejará el cargo el próximo 31 de agosto.

Seade es el jefe negociador del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que entrará en vigor en julio próximo en remplazo del TLCAN, además de que participó en las negociaciones para la creación de la OMC y fungió como su director general adjunto fundador. 

El funcionario mexicano participó en los principales organismos económicos globales —entre los que destacan el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y la misma Organización Mundial del Comercio— resaltó el gobierno mexicano.