Mientras que la mayoría de los países de Europa y América establecieron aislamientos obligatorios para todos sus habitantes y tomaron medidas extremas para prevenir la transmisión del coronavirus, la Organización Mundial de la Salud ( OMS) aseguró este lunes que su mortalidad es mayor a la de la gripe H1N1, surgida en México en el año 2009.

Desde una videoconferencia en Ginebra, el director de la entidad, Tedros Adhanom Ghebreyesus realtó que "los datos recabados en varios países dan una imagen más clara de este virus, de su comportamiento, de la manera de pararlo".

El saldo de muertes de cada enfermedad, en datos oficiales, es muy diferente. El coronavirus ya acumula más de 115.000 muertos, mientras que los decesos oficiales de la gripe A (H1N1), según la OMS, apenas son 18.500. Sin embargo, a revista médica The Lancet estimó el número de muertos entre 151.700 y 575.400.

"Sabemos que la Covid-19 se propaga rápidamente y sabemos que es letal: diez veces más que el virus responsable de la pandemia de la gripe de 2009", agregó. Además, reconoció que en la "era de la globalización, significa que el riesgo de que se reintroduzca y resurja la Covid-19 puede continuar".

En cuanto a la necesidad de frenar el virus, Ghebreyesus remarcó que para "interrumpir totalmente la propagación" será necesaria "la puesta a punto y la distribución de una vacuna segura y eficaz". NO obstante, dio un panorama positivo al declarar que "mientras que la Covid-19 se propaga muy deprisa, se desacelera mucho más lentamente".

Economías complicadas

El director de la OMS recomendó a los países que encuentren "el equilibrio entre las medidas destinadas a luchar contra la mortalidad de la Covid-19 y por otras enfermedades debido a los sistemas sanitarios desbordados y el impacto socioeconómico" de la pandemia.

"Sabemos que en algunos países, los casos se duplican todos los 3 a 4 días. Mientras que la COVID-19 se propaga muy deprisa, se desacelera mucho más lentamente", dijo. "Esto significa que las medidas deben ser retiradas lentamente y con control", reiteró.

"Las medidas de control sólo pueden ser levantadas si las medidas de salud pública correctas están en operación, incluida la capacidad significativa de rastreo de contacto", indicó.