La Organización Mundial de la Salud ( OMS) recibió múltiples críticas después de aconsejar a las mujeres de entre 18 y 50 años que se abstuvieran de tomar alcohol porque puede perjudicar sus posibilidades de dar a luz. Sin embargo, grupos activistas criticaron que la recomendación "reduce a las mujeres a poco más que sus capacidades reproductivas".

El documento de la polémica, que es un borrador del Plan de Acción Global contra el Alcohol, señala a todas las "mujeres en edad fértil" como un grupo al que se debe alentar a no tomar nunca. Además, menciona que según las últimas estimaciones mundiales de la OMS, 283 millones de personas de 15 años o más (237 millones de hombres y 46 millones de mujeres) viven con trastornos por consumo de alcohol (AUD).

¿Por qué la sugerencia, entonces? Según la OMS, su dichos se corresponden con los riesgos potenciales de dañar al feto en las primeras semanas del embarazo, pero los críticos dicen que no toma en cuenta si una mujer tiene la intención de tener un bebé o no.

La OMS dijo que el plan se encuentra en una etapa temprana de desarrollo y negó que defienda que todas las mujeres en edad fértil deben abstenerse. Aseguraron que el objetivo del plan es "impulsar la implementación efectiva de la estrategia global para reducir el uso nocivo de alcohol como una prioridad de salud pública y reducir considerablemente la morbilidad y la mortalidad debidas al consumo de alcohol".

Las recomendaciones de la OMS no fueron bien recibidas

Sin embargo, las críticas fueron claras. Clare Murphy, directora ejecutiva del Servicio Británico de Asesoramiento sobre Embarazo (BPAS) dijo a Metro: "Es extremadamente perturbador ver a la Organización Mundial de la Salud arriesgar los derechos de las mujeres ganados con tanto esfuerzo al intentar controlar sus cuerpos y elecciones de esta manera".

“Al tratar a todas las mujeres, durante 40 años de sus vidas, como poco más que vasos, la OMS reduce a las mujeres a poco más que sus capacidades reproductivas. Actualmente no hay consenso sobre si el consumo de alcohol de nivel bajo o medio durante el embarazo es realmente dañino, por lo que extender este mensaje al período 'previo al embarazo', independientemente de la intención de embarazo individual, es completamente absurdo", agregó Murphy.

Las críticas aseguran que no hay suficiente evidencia científica para defender esa postura

Matt Lambert, director ejecutivo de Portman Group, el organismo regulador y de responsabilidad social del alcohol en el Reino Unido, dijo este miércoles que la OMS había ido "mucho más allá de sus competencias".

"Estamos extremadamente preocupados por el llamado de la OMS a los países para que eviten el consumo de alcohol entre las mujeres en edad fértil en su último plan de acción. Además de ser sexista y paternalista, y potencialmente restringir las libertades de la mayoría de las mujeres, va mucho más allá de su remitir y no tiene sus raíces en la ciencia", declaró el funcionario. 

"Está mal alarmar de esta manera irresponsable y asociar los riesgos relacionados con el alcohol de las mujeres con los de los niños y las personas embarazadas", concluyó.

Los riesgos de tomar durante el embarazo

Los trastornos fetales por alcohol ocurren en niños cuyas madres beben durante el embarazo. Los síntomas incluyen: 

  • Rasgos faciales distintivos, que incluyen ojos pequeños, un labio superior excepcionalmente delgado, una nariz corta hacia arriba y una superficie de piel suave entre la nariz y el labio superior.
  • Deformidades de articulaciones, extremidades y dedos.
  • Crecimiento físico lento antes y después del nacimiento.
  • Dificultades de visión o problemas de audición.

Por eso, la OMS aseguró en su documento: "Es necesario sensibilizar a los responsables de la toma de decisiones y al público en general sobre los riesgos y daños asociados con el consumo de alcohol".

"Se debe prestar la debida atención a la prevención del inicio del consumo de alcohol entre niños y adolescentes, la prevención del consumo de alcohol entre las mujeres embarazadas y las mujeres de la edad fértil y la protección de las personas contra las presiones para tomar, especialmente en sociedades con altos niveles de consumo de alcohol donde se anima a los bebedores empedernidos a tomar aún más", continúa el comunicado.

Finalmente, la entidad de salud concluyó en que "un día o una semana internacional de concientización sobre el uso nocivo del alcohol o un 'Día/Semana Mundial Sin Alcohol' podrían ayudar a enfocar y reforzar la atención pública sobre el problema".