Cuatro organizaciones de Naciones Unidas unieron sus voces para alertar por la vulnerabilidad de los migrantes y refugiados frente a la pandemia de coronavirus, advertir sobre la situación de quienes están detenidos y reclamar la liberación "inmediata" de aquellos en los que esto sea posible.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) abogaron en conjunto por proteger los derechos y la salud de refugiados, migrantes y personas apátridas en las actuales circunstancias.

"Todos ellos son vulnerables", señalaron en un comunicado citado por la agencia de noticias DPA, y recordaron que "el virus demostró que no discrimina" ni por orígenes ni por situación social.

Tres cuartas partes de los refugiados de todo el mundo se encuentran en países en desarrollo que ya tienen al límite su sistema sanitario y, en muchos de los casos, viven en campamentos sin adecuadas redes de saneamiento o acceso a agua, señalaron.

Las organizaciones expresaron también su preocupación por refugiados y migrantes recluidos en lugares de detención formales e informales y advirtieron que "considerando las consecuencias letales que tendría un brote de Covid-19, deberían ser liberados cuanto antes".

También reclamaron que migrantes y los refugiados tengan acceso a los sistemas nacionales de salud de los países en que se encuentren y sean incluidos en las respuestas oficiales, también en lo referente a "la prevención, la prueba y el tratamiento" de enfermos de Covid-19.