La pandemia de COVID-19 está revirtiendo décadas de progreso en salud, educación y la lucha contra la pobreza, aseguró el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU en un informe anual.

El esfuerzo global de 15 años para mejorar la vida de las personas en todo el mundo a través del logro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030 ya estaba fuera de curso a fines de 2019.

Y ahora, la pandemia de COVID-19 ha desatado una crisis sin precedentes, causando más interrupciones en el avance de los ODS en poco tiempo, según el Informe de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2020.

Con base en los últimos datos y estimaciones, este informe anual muestra que la COVID-19 está afectando más a las personas más pobres y vulnerables del mundo, incluidos niños, adultos mayores, personas con discapacidades, migrantes y refugiados.

Se estima que 71 millones de personas regresarán a la pobreza extrema en 2020, el primer aumento de la pobreza mundial desde 1998.

"Los principios sobre los cuales se establecieron los ODS son clave para reconstruir mejor la recuperación posterior a la COVID-19", sostuvo el subsecretario general de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, Liu Zhenmin.

La pandemia de COVID-19 se ha convertido en la peor crisis humana y económica del mundo, con una cifra global de muertes superior a las 500.000 y más de once millones de casos confirmados.