El Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA por sus siglas en inglés) alcanzó un acuerdo con Irán para seguir adelante con las actividades de control en el país persa durante un máximo de tres meses, aunque con acceso restringido y sin inspecciones sorpresa.

Las dos partes emitieron una declaración conjunta que señala que Teherán continuará implementando el Acuerdo de Salvaguardias Generales, que establece el monitoreo de sus instalaciones nucleares declaradas, según publicó el sitio RT.

El OIEA también continuará "las actividades necesarias de verificación y monitoreo hasta por tres meses", según expresa el texto, si bien los términos del acuerdo podrían ser suspendidos o ampliados por alguna de las partes en cualquier momento.

En declaraciones a los periodistas en Viena tras su regreso de Teherán, el argentino Rafael Grossi, director general del organismo, confirmó que  Irán seguirá adelante con su plan de reducir la cooperación con la agencia a partir de mañana, incluida la suspensión del cumplimiento del Protocolo Adicional, en base al cual el OIEA tiene derecho a realizar inspecciones sorpresa en los estados miembros en sitios no declarados a la agencia. "El Protocolo Adicional, muy a mi pesar, va a ser suspendido", se lamentó Grossi.

No obstante, el científico y diplomático argentino calificó el resultado de sus conversaciones con las autoridades iraníes de "bueno y razonable", ya que —aseguró— "salva la situación por ahora". 

En este sentido, el jefe del organismo de control nuclear de la ONU indicó que los pasos que Irán dará esta semana serán "hasta cierto punto mitigados" por los términos de este nuevo acuerdo temporal.

"Lo que acordamos es algo que es viable, sirve para cerrar esta brecha que estamos teniendo", subrayó, al tiempo que matizó que para "una situación estable y sustentable tendrá que haber una negociación política" que no le corresponde a él. 

Según Grossi, el "entendimiento técnico bilateral temporal" se someterá a una constante revisión, de tal forma que "si queremos suspenderlo o ampliarlo, podemos hacerlo".

"La esperanza del OIEA ha sido poder estabilizar una situación que era muy inestable y creo que este entendimiento técnico lo logra, para que puedan tener lugar otras consultas políticas a otros niveles", remató.

El Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés) fue firmado en 2015 por Irán, EE.UU., Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania. El tratado fijó limitaciones al programa nuclear de Irán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

En 2018 el Gobierno estadounidense anunció que se retiraba del acuerdo, alegando que Teherán había violado las obligaciones contraídas en el marco del documento.

Teherán declaró el pasado 5 de enero que eliminaría los límites que le impiden enriquecer uranio, pero subrayó que continuaría cooperando con el OIEA.

A partir de la asunción del nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, las potencias europeas firmantes esperan poder lograr que EE.UU. retorne al Pacto Nuclear y a la vez que Irán vuelva al cumplimiento total de las cláusulas.