La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (Unama) instó a frenar la escalada de violencia en Afganistán.

Las cifras de abril pasado, según la Unama, muestran una tendencia al incremento de víctimas civiles debido a las operaciones de los talibanes y las fuerzas de seguridad nacional afganas (ANSF).

La misión expresó también su "grave preocupación" por el nivel de violencia en la primera quincena de mayo, incluidos los recientes ataques reivindicados de ISKP, la rama local del grupo terrorista Estado Islámico (proscrito en Rusia y en otros países).

Según los datos preliminares, los ataques talibanes causaron al menos 208 víctimas civiles en abril, un aumento del 25% en comparación con el mismo mes de 2019.

A las operaciones de las ANSF son atribuibles 172 víctimas civiles en el mes pasado, un aumento del 38% respecto de abril de 2019 y de un 37% más en comparación con marzo.

"Pido que se detengan los combates y que las partes respeten el derecho humanitario que existe para proteger a los civiles", dijo Deborah Lyons, representante especial del secretario general de la ONU para Afganistán y titular de la Unama.

Lyons agregó que "las negociaciones de paz interafganas deben comenzar lo antes posible".

La Unama recuerda que el ataque del 12 de mayo a la sala de maternidad de un hospital de Kabul provocó la muerte de al menos 24 civiles, en su gran mayoría pacientes mujeres, lo que dejó a muchos recién nacidos sin madre.

Un ataque suicida reivindicado por ISKP (por las siglas en inglés del Estado Islámico-Provincia de Jorasán) provocó al menos 19 civiles muertos y numerosos heridos durante un funeral en Nangarhar, llevado a cabo también el 12 de mayo.

Dos días más tarde, otro ataque suicida con un coche bomba lanzado por los talibanes hirió a 33 civiles en el centro de Gardez.

En tanto que un ataque aéreo de las ANSF en Balkh, el 11 de mayo, mató a nueve civiles e hirió a otros 13.

Según la Unama, "tales ataques ponen de relieve la necesidad de que todas las partes en conflicto respeten el derecho internacional humanitario, incluidos los principios de precaución, distinción y proporcionalidad".