El coronavirus avanza por América latina y sus gobiernos deben abordar con cautela una relajación de las medidas con las que tratan de contener el coronavirus, advirtió la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La transmisión del virus "es muy alta en países como Brasil, Ecuador, Perú, Chile y México, donde se duplican los casos en cuatro días o menos", así como en la zona norte del hemisferio, Estados Unidos y Canadá, dijo la directora general de la OPS, Carissa Etienne.

Algunos países "están luchando contra los brotes en grandes ciudades, como Guayaquil (Ecuador) y Manaus y San Pablo (Brasil), pero existe una creciente preocupación por el aumento de los casos que se notifican en las ciudades más pequeñas, donde la capacidad hospitalaria es limitada", señaló Etienne en Washington.

La OPS recomienda "ser cautelosos a la hora de iniciar la desescalada o relajación de las medidas de cuarentena, ya que levantar las restricciones demasiado pronto podría acelerar la propagación de la enfermedad y dar paso a un drástico aumento o la propagación en áreas contiguas".

En la región, el mayor foco está en Brasil, con más de 116.000 infectados y 7.966 fallecidos.