La Unión Europea consiguió la autorización autorización de la Organización Mundial del Comercio (OMC)  para imponer aranceles por valor de casi USD4.000 millones a las importaciones de EE.UU. en represalia por las subvenciones del país norteamericano al fabricante de aviones Boeing, informa Reuters.

El hecho amenaza con agravar las tensiones comerciales transatlánticas apenas tres semanas antes de las elecciones presidenciales de EE.UU. Sin embargo, también podría conducir a discusiones para resolver la batalla legal de 16 años que enfrenta a ambas partes por los subsidios a los fabricantes aeronáuticos Boeing y Airbus.

"El valor total anualizado de los efectos desfavorables cuya existencia se ha determinado, expresado en dólares de EE.UU. de 2015, asciende a USD3.993.212.564", reza el dictamen de la OMC.

En octubre del año pasado, la OMC autorizó a Washington la imposición de aranceles por valor de USD7.500 millones sobre las importaciones de la UE como respuesta a las ayudas públicas recibidas por el consorcio aeroespacial europeo Airbus, competidor directo del estadounidense Boeing. Entre las mercancías afectadas se encuentran los vinos de Francia, España y Alemania, el whisky escocés e irlandés, así como quesos, carnes congeladas, aceite de oliva, productos lácteos y de cerdo.

En este litigio iniciado en 2004, Washington perseguía la imposición de tarifas sobre las importaciones europeas por un valor de USD11.000 millones al año, pero esta cifra fue reducida por el órgano de arbitraje de la OMC.

En 2005 la UE respondió acusando a Boeing de haber recibido USD19.100 millones en subvenciones ilegales de varias agencias gubernamentales de EE.UU. entre 1989 y 2006. Tras conseguir una serie de victorias en casos similares, Bruselas pidió a la OMC que le permitiera la imposición de tarifas de represalia por un valor de USD12.000 millones contra el país norteamericano.

En su resolución, el Órgano de Apelación confirmó que el programa de impuestos del estado de Washington sigue siendo una parte central del subsidio ilegal de Boeing. Descubrió que varios instrumentos en curso, incluidos ciertos contratos de adquisiciones de la NASA y el Departamento de Defensa de EEUU constituyen subsidios que pueden causar daños económicos a Airbus. Y añadió que Boeing continúa beneficiándose de una concesión fiscal ilegal de EEUU que respalda las exportaciones. La decisión que confirma el derecho de la UE a tomar represalias, se deriva directamente de esa resolución anterior.

La Unión Europea ya habría elaborado una lista preliminar de productos estadounidenses sobre los que se aplicarían los aranceles, entre los que se encuentran los aviones de Boeing, según señala Airbus. No obstante, fuentes de la industria resaltan que la decisión sobre las medidas adoptadas no tendrá efecto hasta el próximo 26 de octubre, cuando se reúnan en la OMC.