Los reguladores antimonopolio de la Unión Europea (UE) se aprestan a iniciar una nueva investigación sobre el negocio publicitario de Google, basándose en procesos previos que dieron lugar a multas por 9.800 millones de dólares.

Google domina el mercado de la publicidad digital mundial, apropiándose del 27,5% de todo el gasto publicitario global, en tanto que su participación en EEUU el año pasado fue del 28,9%, según el sitio eMarketer.

Pero la verdadera tajada del gigante online en este sector podría ser mucho mayor, de acuerdo con un artículo de elEconomista.es basado en datos de Reuters. En 2019, la UE estimó que la participación de Google en el mercado de anuncios online fue de más del 85% entre 2006 y 2016.

Esta nueva investigación de la Unión Europea se centraría en la posición de Google frente a anunciantes, editores, intermediarios y rivales.

Dependencia

Google obtuvo 147.000 millones de dólares en ingresos por anuncios online durante el año pasado, más que cualquier otra compañía en el mundo. 

Aproximadamente el 16% de los ingresos provino de su negocio de webs y aplicaciones, en el que otras empresas de medios utilizan la tecnología de Google para vender anuncios.

Los anunciantes y competidores sostienen que los diversos programas de Google desempeñan un papel, en tantas facetas del mercado, que es imposible desarrollar la actividad sin encontrarse con el gigante americano.

Indican que Google se aprovecha de la dependencia creada a compradores, vendedores e intermediarios para subir tarifas y evitar que sus rivales compitan de manera justa con él.