El Parlamento y el Consejo Europeo alcanzaron un acuerdo sobre el presupuesto de la Unión Europea (UE) para 2020 que prevé aumentar los fondos un 1,5%, hasta los 168.690 millones de euros.

Del total, se destinarán 58.120 millones de euros (30% de las partidas) a ayudas a la agricultura.

El presupuesto para 2020 fija unos compromisos -el importe máximo de pagos futuros que puede prometer la UE- de 168.690 millones de euros y pagos -lo que efectivamente se desembolsará- de 153.570 millones, lo que supone un 1,5 % y un 3,4 % más que en 2019, respectivamente.

Según Kimmo Tiilikainen, secretario de Estado de Finanzas de Finlandia, país que preside la UE este semestre, "ambas instituciones compartimos las mismas políticas prioridades políticas: combatir el cambio climático, financiar investigación e innovación, asegurar que hay recursos para los jóvenes y aliviar la situación migratoria".

De hecho, el 21% del total del presupuesto se destinará a distintos programas que contribuyen a la lucha contra el cambio climático, como el programa LIFE, que recibirá 589,6 millones (5,6 % más) o el Horizonte 2020, que se llevará 13.460 millones (8,8 % más).

En cuanto a seguridad y gestión de la inmigración, se destinarán en total 2.360 millones de euros al Fondo de Asilo, Migración e Integración, al Fondo de Seguridad Interna y las Agencias que trabajan sobre el terreno, como Europol, Frontex o la Oficina Europea de Asilo, entre otras.

La cantidad acordada es superior a la propuesta inicial de la Comisión Europea y no inferior, como pedían los países, aunque no han alcanzado su objetivo de elevar a 171.000 millones los compromisos y 159.100 millones los pagos.