La Unión Europea (CE) presentará una propuesta de impuesto tecnológico destinado a los gigantes digitales como Google, Apple, Facebook y Amazon, a más tardar en el primer semestre de 2021, a menos que se alcance antes de fin de año un acuerdo con Estados Unidos.

Así lo anticipó el vicepresidente ejecutivo de la CE, Valdis Dombrovskis, al término de un encuentro informal de ministros de Economía y Finanzas de la UE en Berlín. El funcionario aseguró que si no se alcanza un acuerdo en lo que queda de año en el ámbito de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Bruselas presentará su propuesta legislativa en la primera mitad de 2021. "Esperamos progresos a nivel global. Sin embargo, si no (es posible) nosotros avanzaremos con una propuesta de impuesto a las empresas digitales en la primera mitad del año que viene", aseguró Dombrovskis de acuerdo con la agencia EFE.

Agregó que a su juicio, es importante que los estados cuenten con una fuente estable de ingresos tributarios, pero también que se mejore la "justicia" del sistema impositivo en su conjunto para que todos paguen su "justa contribución". "Las grandes empresas digitales emergen con aún más beneficios de la crisis y con cuotas de mercado aún mayores mientras los negocios físicos asumen el peso de la recesión", argumentó Dombrovskis.

Por su parte el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, consideró que "es el momento para avanzar hacia un sistema impositivo más efectivo y progresivo", tanto por el "gran respaldo" social y político que tienen estas medidas como por la necesidad de financiar los grandes déficit que están contrayendo los países por la crisis del coronavirus.

Gentiloni recordó que la CE va a emitir deuda para sufragar 390.000 millones de los 750.000 millones de euros del plan de recuperación acordado por los líderes europeos en junio, como respuesta política común a la crisis.

Respaldo

Dombrovskis y Gentiloni hicieron estas declaraciones después de que varios estados miembro de la UE, liderados por Alemania y Francia, renovaran sus presiones en pos del impuesto.

El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire advirtió en este foro que, si resulta "imposible" un acuerdo en la OCDE para finales de este año, París abogará por implementar a principios del año que viene una "solución europea" para esta cuestión. "Si la OCDE fracasa, es tarea del Eurogrupo y de la UE poner en marcha en el primer trimestre de 2021 un impuesto a las empresas digitales", aseguró.

Incluso los países más escépticos en este ámbito parecen ahora abiertos a avanzar en esta senda, aunque con precaución. Un ejemplo lo dió la postura del presidente del Eurogrupo y ministro irlandés de Finanzas, Paschal Donohoe, quien reconoció al final del encuentro virtual que "la tributación de las grandes empresas, y de las digitales, debe cambiar".