La Unión Europea (UE) prevé modificar sus recomendaciones en relación con el libre movimiento dentro del bloque comunitario a la luz de la cuarta ola de la pandemia, comunicó la vocera de la Comisión Europea, Dana Spinant, algo que según el sector turístico pondría en riesgo 900.000 puestos de trabajo.

"En las últimas semanas hemos trabajado con los países miembros y expertos para actualizar las recomendaciones relativas al movimiento. Haremos nuestras propuestas en los próximos días", dijo.

Spinant se abstuvo de comentar de qué medidas se trata exactamente.

Últimamente la UE vive un nuevo repunte de la pandemia. Las autoridades de los países europeos restablecen medidas restrictivas, llaman a sus residentes a vacunarse y mantienen el uso obligatorio de pases sanitarios para acudir a los cafés, restaurantes y otros lugares de ocio.

En tanto, el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC, en inglés) advirtió que hasta 900.000 puestos de trabajo estarán en riesgo si la Unión Europea (UE) vuelve a imponer limitaciones a la movilidad para frenar nuevas oleadas de la pandemia de coronavirus este invierno.

Reclamo

El organismo, que agrupa a miembros de la industria turística, afirmó en comunicado conjunto con la Comisión de Viajes Europea (ETC, en inglés) que nuevas "restricciones severas" pueden provocar pérdidas de hasta 35.000 millones de euros en el conjunto de la UE.

Los representantes del sector urgieron a los 27 Estados miembros del bloque comunitario a abordar una "respuesta coordinada" ante el repunte de casos de covid-19.

La presidenta de la WTTC, Julia Simpson, subrayó la "urgente" necesidad de "restaurar la confianza para viajar" y "no crear mayor incertidumbre".

Regresar a las limitaciones a los viajes tendría "consecuencias catastróficas para los puestos de trabajo", recalcó.